Logo de la-cronica.net


LA POLA DE GORDÓN / Celebraciones

Despedida tras 36 años de enseñanza

Ex alumnos, padres y compañeros arroparon a ‘don Marcos’ en su homenaje

Foto de familia del homenajeado junto a padres y ex alumnos de varias generaciones. ESTEFANÍA NIÑO

Estefanía Niño / La Pola
El salón de actos de la biblioteca de La Pola de Gordón acogió ayer un emotivo homenaje al profesor Dionisio Marcos, Don Marcos para todos los gordoneses. El docente despidió ayer 36 años dedicados a la docencia en el mismo pueblo en el que empezó a ejercer, La Pola. Nunca cambió su destino y desde 1976 impartió clases de matemáticas en la comarca, marcando con su especial entusiasmo a varias generaciones. Por ello, ex alumnos, padres, compañeros y vecinos de la zona no quisieron faltar ayer a esta cita.
La jornada comenzó con una clase magistral a cargo de los directores del colegio Federico García Lorca y el instituto de La Pola, Benjamín López y Eduardo Fernández. El director del centro de primaria hizo un breve recorrido por la esencia de lo que es la enseñanza, y la necesidad de luchar día a día para encontrar nuevas formas de motivar a los alumnos. Por su parte, el director del instituto se refirió a los muchos años compartidos con Don Marcos, a su calidad tanto humana como profesional, y terminó su intervención con un pase de fotografías para resumir parte de las tres décadas que el homenajeado ha dedicado a la enseñanza. La cita continuócon la comparecencia de las AMPAS de ambos centros. Anécdotas y recuerdos marcaron el acto en el que, emocionados, algunos no pudieron contener las lágrimas. Sencillez, cercanía y competencia fueron algunos de los calificativos que le dedicaron a Dionisio Marcos, que, se ha ganado el Don “por años de trabajo y respeto, y por su autoridad moral”. Otros, prefirieron evocar alguna de las míticas frases con las que el docente intentaba convertir cada clase en algo divertido al grito de “hoja nueva, ficha nueva”, o llevándolos a un ficticio concurso llamado “si lo sé no vengo”.
A esta despedida también acudió, en representación de la dirección provincial de educación, el inspector Alberto Natal, que aseguró que “la jubilación sea sinónimo de la alegría por el trabajo bien hecho y el deber cumplido”. Por su parte, el alcalde de La Pola, Francisco Castañón, se sumó al homenaje recalcando que está no será una despedida, sino “un hasta luego”, y señalando que Don Marcos es “un maestro con mayúsculas”.
El homenajeado no pudo reprimir la emoción a la hora de intervenir, y agradeció el gesto a todos los participantes. Marcos señaló que “la educación, la cultura, es el principio de todo, es la inversión más productiva a largo plazo”. Además, recordó su llegada aLa Pola, con tan solo 24 años, y destacó que “siempre estaré unido a esta tierra, profesional y personalmente”.
Tras el acto de homenaje se sucedieron los pequeños gestos, como la entrega de un libro de firmas, además, de un cuadro con la imagen del que, durante los últimos años, ha sido su lugar de trabajo. Fotos de familia, besos y abrazos cerraron la cita que continuó con una comida de despedida a la que acudieron más de 80 personas.

Publicidad
pix
publi
pix

© Promociones Periodísticas Leonesas, S.A.
Moisés de León, 49-bajo 24006 León (España)

Correos de La Crónica