Logo de lacronicadeleon.es


PATRIMONIO / Restauración

La Virgen de Campo vuelve a su iglesia gracias al esfuerzo vecinal

Los actos de inauguración de las obras reunieron a una multitud de personas

La iglesia se llenó por completo en la misa de la inauguración de las obras de restauración. ANA ROSALINA LÓPEZ

A. R. López / Ponferrada
Los vecinos de Campo no olvidarán el día de ayer ni tampoco el mes de diciembre de 2009, cuando el fuego dañó gravemente el retablo mayor de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Santa María de la Encina. Las llamas afectaron principalmente al sagrario y a la imagen de la Virgen, que ayer lucía como nueva en el día de inauguración de unos trabajos que han durado dos años.
El párroco, Alfonso Linares, se mostraba ayer satisfecho y orgulloso de los vecinos y amigos del pueblo de Campo, que llevaban una semana preparando esta misa o el vino español que posteriormente se ofreció a todos los asistentes. “Todo el mundo está muy ilusionado”, porque en esta inauguración los vecinos tenían mucha parte. Y es que el 90% del dinero que se necesitó para recuperar el retablo y el resto de los elementos y estructura de la iglesia salió de los bolsillos de los fieles devotos de la virgen de La Encina, de la que dicen que es la imagen verdadera y no la que está en la Basílica de Ponferrada. “Cuando la dataron, ésta tenía un año menos, pero no quiero entrar en polémica”, apuntó Linares, que añadió que, además, la iglesia tiene una gran encina milenaria junto al templo, el árbol en cuyo interior cuenta la historia que apareció la santa. La Virgen “fue la primera que se restauró y fue una de las grandes alegrías”.
La Junta de Castilla y León, la Diputación y el Obispado de Astorga aportaron 30.000 euros, pero el resto hasta los 120.000 que hasta ahora han costado los trabajos (aún falta el tejado, la torre y restaurar el sagrario), lo aportaron los vecinos. “Fueron pequeñas cuotas, donativos cada mes, grupos de donación para restaurar un santo o con parte de la paga extra del mes, lo que permitió comprar material e ir haciendo la obra”, explicó el párroco. Linares espera que el Obispado financie el resto del dinero que falta para recuperar el tejado de la torre, pues “está bastante mal”.
En la iglesia se mostraba ayer una exposición fotográfica de los daños que causó el fuego, como un recuerdo lejano para olvidar.

Publicidad
pix
publi
pix

© Promociones Periodísticas Leonesas, S.A.
Moisés de León, 49-bajo 24006 León (España)

Correos de La Crónica