Logo de lacronicadeleon.es




Lunes, 05 de noviembre de 2012
AGRICULTURA-GANADERÍA

La desfavorable meteorología dispara un 53,1% los siniestros agrarios en la Comunidad

Los incidentes registrados en Castilla y León hasta septiembre de 2012 alcanzaban los 66,32 millones, de los que Agroseguro ya ha pagado 46,68

Ical / Valladolid
La Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro) registró 23.072 declaraciones de siniestro en Castilla y León hasta finales de septiembre de 2012, un 53,1 por ciento por encima de la media acumulada del periodo 2007-2011 para estas mismas fechas, que se situó en 15.065. Asimismo, esos partes presentados en los nueve primeros meses del año, incluían 447.395 hectáreas dañadas, con un crecimiento del 103,5 por ciento respecto a la media de los cinco años anteriores de 219.808. Castilla y León fue la segunda autonomía con una mayor superficie siniestrada en el periodo de estudio, sólo por detrás de Castilla-La Mancha, con 455.271 hectáreas. Con estos datos, Agroseguro recalcó que la meteorología de 2012 “está siendo particularmente desfavorable para la agricultura".
Los siniestros declarados en la Comunidad entre enero y septiembre de 2012, fueron tasados por Agroseguro en 66,32 millones de euros, de los que ya se han abonado 46,68 millones. Superaron a la Comunidad en cuantía por siniestralidad, Andalucía, con 136,55 millones de euros,Valencia, con 78,87, y Murcia, 78,78. En España, hasta el 30 de septiembre, la siniestralidad ya registrada alcanzaba más de 676 millones de euros, de los cuales ya se ha pagado alrededor de un 72 por ciento.
En el conjunto nacional, hasta finales del mes de septiembre se habían registrado cerca de 130.000 declaraciones de siniestro, cuando la media de los últimos cinco años (2007-2011) estaba en 94.500 para igual período. De igual modo, en cuanto a la superficie siniestrada, la media acumulada del periodo 2007-2011 para estas mismas fechas se situó en más de 863.000 hectáreas con daños, mientras que para el 2012 se habían contabilizado más de 1,6 millones de hectáreas.
La siniestralidad total a cargo del seguro agrario prevista para el 2012, a la que tendrán que hacer frente las entidades aseguradoras agrupadas en Agroseguro, así como, en calidad de reasegurador, el Consorcio de Compensación de Seguros del Ministerio de Economía y Competitividad, alcanzará a finales del año, según las estimaciones actuales, los 795 millones de euros, lo que supone un 65 por ciento más que en 2011, con 514 millones.
Esta cifra batirá todos los récords de siniestralidad registrados desde el nacimiento del sistema español de Seguros Agrarios Combinados, por encima de los máximos anteriores, que venían representados por los 595 millones registrados en 2005 y los 562 del año 2010. Por sectores, destaca la siniestralidad prevista para los frutales, con más de 178 millones de euros; los cultivos herbáceos, con más de 142; y los cítricos, con 133 millones de euros.

Causas
En cuanto a las causas de los partes, Agrosegturo destaca que durante el mes de febrero se produjeron graves heladas debido al encadenamiento de dos olas de frío (siberiana y polar) en las que se registraron temperaturas de entre -4ºC y -5ºC y que afectaron especialmente a las comunidades de Valencia, Murcia y Andalucía. Los principales cultivos afectados fueron los cítricos, los cultivos de fruta y las hortalizas. En total, este siniestro representó un coste de más de 148 millones de euros.
Asimismo, la escasez de lluvias registrada desde finales de 2011, prolongada en todo lo que va de 2012, ha generado una situación de sequía generalizada que ha afectado fundamentalmente a los cultivos herbáceos extensivos, cuya siniestralidad prevista se sitúa en alrededor de 120 millones de euros, y a los pastos, donde ya se han pagado unos 40 millones de euros, afectando además a la práctica totalidad de los ganaderos asegurados registran siniestro.
Destacan también los siniestros de pedrisco que se comenzaron a registrar desde el principio de la primavera, con especial incidencia de los ocurridos en Lleida y Aragón los días 5 y 27 de julio, que afectaron fundamentalmente a los cultivos de frutales por un coste de aproximadamente 60 millones de euros. Asimismo, ha sido muy importante la siniestralidad registrada por el riesgo de falta de cuajado en frutales, que ha afectado especialmente a las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Valencia y a toda la zona del valle del Ebro, con un coste previsto de 34 millones de euros. Por último destaca el fenómeno de “gota fría” que hemos vivido muy recientemente (a finales del mes de septiembre), que ha acrecentado las previsiones de siniestralidad.



Publicidad
pix
publi
pix

© Promociones Periodísticas Leonesas, S.A.
Moisés de León, 49-bajo 24006 León (España)

Correos de La Crónica