Logo de lacronicadeleon.es




Lunes, 15 de abril de 2013
A MI AIRE / José Eulogio Hernández /

Los socavones

Mucho te quiero perrito, pero pan poquito. El personal de a pie sigue sin observar beneficio a su voto. Los baches financieros y últimamente los socavones (la colocación de la “erre” la dejamos a gusto del lector) han dejado a un lado la gestión. Los gobernantes, elegidos tras la última votación han encontrado un filón en la crisis para no hacer nada. Los pobres y los parados, el ciudadano de a pie, está sumido en la desesperación.
Queda escaso margen para nuevos mensajes políticos. Como hace Alonso cuando se destaca de Vetel y la carrera es larga, hay que ir guardando los neumáticos, arañando segundos al cronómetro, pilotar con tiento para no darse un revolcón. Ojo porque el personal ahora mismo no está para “pepés” o “pesoes” y menos para “upeeles” o “izquierdas” más o menos desunidas. Ni para escuchar proclamas que no sirven para nada cuando se llega al poder y se guisa luego con ingredientes reales.
Ante tal cúmulo de heridas, de girones en el tejido económico, de pérdidas en preferentes o viviendas, de poder adquisitivo, de nulidad en la administración, los baches se convierten en socavones.
La ciudad es un ejemplo. Se ha hecho buena labor recuperando la limpieza, un área de gestión que no alcanza al “corredor verde “–una de las promesas estrellas del actual equipo de gobierno- pero el alcalde ha puesto mucho énfasis en hacer que nuestras calles y jardines estén cuanto menos decentes. Sin embargo, las baldosas de las aceras se han despegado como nunca y la pertinaz llovizna de este invierno las ha dejado prestas para el chapoteo, de modo y manera que el agua te sube por la pernera del pantalón y te obliga a ir con los ‘timberland’ hasta la oficina.
Baches y socavones en muchas calles del centro, deterioradas por los agujeros y la falta de firme en los badenes, con dificultades para estabilizar el vehículo, incluso en zonas de pago como el lateral izquierdo en el inicio de la República Argentina o el derecho en la avenida Roma.
La gestión sigue estando en acumular impuestos, multas y cobros. A nivel regional esta ciudad y provincia está olvidada, mientras se redactan nuevas leyes que solo sirven para solapar un enorme bache en la gestión. Abundan los socavones y con una administración en negro, se vislumbra un voto en blanco.



Publicidad
pix
publi
pix

© Promociones Periodísticas Leonesas, S.A.
Moisés de León, 49-bajo 24006 León (España)

Correos de La Crónica