Logo de lacronicadeleon.es




Viernes, 12 de julio de 2013
EXPOSICIONES / Arte nativo

Chamanes y cazadores de ballenas

El Palacio del Conde Luna alberga una exposición sobre los indios Makah de EEUU

Tony Geist, de la Universidad de Washington, junto a una máscara Makah. MARÍA FERNÁNDEZ

J. Morla / León
En el año 1792, justo trescientos años después del descubrimiento de América, los exploradores españoles del noroeste americano entablaron contacto con una tribu nativa, los Makah. Ese contacto se fue estrechando hasta convertirse con el tiempo en una fructífera relación tanto comercial como científica que aportaría mucho a las dos partes, a los dos pueblos, y a los dos países. Ese fue el primer contacto que tuvieron los españoles con Washington, en una fría bahía llamada Neah Bay. Hablamos del estado de Washington, claro, no de Washington DC. ¿Lo sitúan?
Uno oye ‘Indios’, se imagina John Wayne, e inevitablemente piensa en la frontera oeste entre EEUU. y México, pero este no es el caso. Suban, suban. Recuerden que no solo hay indios cociéndose al calor del Monument Valley. Dejen atrás California, vayan subiendo y notando cómo se van enfriando las aguas, cómo los árboles caducos se van cambiando por coníferas a medida que pasan por Oregon y las heladas aguas de Astoria. Dejen todo eso atrás y sigan mapa arriba, justo hasta antes de llegar a Alaska. Ahí es donde está el estado de Washington, y en su parte más noroeste, Neah Bay. Para entendernos, es el Finisterre de los Estados Unidos.
Pues desde allí llega la exposición que hasta el 31 de agosto podrá verse en el Palacio del Conde Luna. Una exposición gratuita que pretende acercarnos al arte de esta tribu Makah, con una exposición de máscaras y objetos ceremoniales traídos desde ese Finisterre que imaginamos lejano, pero que en realidad está más cerca de lo que pensamos.
“Es una gran oportunidad estar aquí, en la sede de la Universidad de Washington en España, acercando la historia de los Makah y su arte a esta ciudad”. Quien habla es Tony Geist, de la Universidad de Washington, y organizador de la exposición. “Hay un arte que se extiende por toda esa costa americana. Un arte similar en formas geométricas y tradición. Lo que tenemos aquí es una buena muestra de él, y una buena muestra de la forma de vida de la tribu Makah”, sentencia quien organiza una exposición que podrá verse hasta el 31 de agosto, enel Palacio del Conde Luna, de lunes a sábados de 10:00 a 21:00 horas.
Los Makah, pescadores de salmones y ballenas. Nativos del Pacífico Norte, cuya personalidad queda impresa en las máscaras ceremoniales que descansan ahora en León. La máscara de Puk, la más solemne, frunce el ceño y observa al visitante de forma altiva. Es la representación de una leyenda local, que cuenta cómo un ballenero, en plena caza con arpón, murió ahogado, pero resucitó y su espectro vaga hasta el día de hoy por las playas de fría arena del estado de Washington. La de la Nobleza, con un gran aro colgando de la afilada y negra nariz, representa la amistad; la del hombre-pájaro, el lado animal de todo hombre pero, sin ninguna duda, la más importante de la exposición es la máscara que representa al Chamán.
“La más cara del Chamán representa la dualidad, el mundo físico y el de los espíritus. Pero también el mundo de España y el de los Indios”, comenta Geist. “El artista realizó esta máscara pensando en dos personas de estos dos mundos. El hombre más anciano de la tribu Makah, fallecido hace dos años, y Luis Fernando Esteban, cónsul español en Washington. Fue su amistad profunda la que inspiró esta máscara”. Y también la que al final hace posible esta exposición. El artista al que se refiere Geist es Micah McCarty, de la propia tribu Makah y encargado de confeccionar las máscaras a la manera tradicional. Y la del Chamán, por cierto, es la única máscara que tiene los ojos cerrados.
No solo hay máscaras en la exposición. También instrumentos ceremoniales, tambores hechos como los hacían los ancianos de la tribu, objetos tallados con huesos de ballena y más cosas, que descubrirán si se acercan al Palacio del Conde Luna, a ver y sentir la esencia de la tribu india de los Makah. La única reserva nativa de Norteamérica donde, permanentemente, hondea hoy una bandera española.



Publicidad
Publicidad
pix
publi
pix

© Promociones Periodísticas Leonesas, S.A.
Moisés de León, 49-bajo 24006 León (España)

Correos de La Crónica